Monthly Archives: agosto 2015

La Cuesta de Septiembre

Cada año la llegada del mes de Septiembre no solo supone el fin de las vacaciones y la vuelta a la rutina sino que también supone un quebradero de cabeza para las economías domésticas porque la vuelta al colegio de los hijos conlleva un gasto de dinero extra muy importante.

gastos del curso escolar

 

Siempre ha tenido fama la cuesta de Enero pero nosotros creemos que entraña más dificultad la cuesta económica que supone el inicio del curso escolar porque los gastos se multiplican por dos o incluso tres dependiendo de cuántos miembros de la unidad familiar reinicien sus clases escolares.

Existen muchos estudios sobre cuanto supone para una familia la vuelta al colegio pero no existe una cifra exacta porque depende a que colegio vaya el niño, si puede reutilizar material o equipamiento de hermanos mayores y de los extras que necesitemos de acuerdo a nuestra situación familiar como pudiera ser: transporte escolar, comedor, servicio de madrugadores etc.

 

Pero de forma orientativa el gasto por niño fácilmente supera la barrera de los 400 euros.

Ante la llegada de multitud de facturas y gastos, uno puede llegar a desesperarse y más si se cuenta con una liquidez muy justa en la economía familiar y ahí es dónde interviene la imaginación de cada uno para ahorrar y evitar gastos y por otro lado el conseguir el dinero necesario para aquellos gastos que no se pueden demorar.

 

El recurrir a familiares y amigos para conseguir ese pequeño extra de dinero que nos permita llegar a fin de mes es una de las opciones más utilizadas pero no la única también hay familias que deciden desprenderse en portales de segunda mano de objetos que ya no utilizan y así obtener liquidez e incluso algunas familias acuden a los bancos en busca de liquidez monetaria.

Una alternativa a la solicitud de créditos bancarios es solicitar en nuestro trabajo un adelanto de la parte de la nómina que recibiremos a final de mes, siendo muchas las empresas las que comprometidas socialmente con la mala situación económica facilitan este tipo de solicitudes por parte de sus empleados, lo cual tiene la gran ventaja frente a los prestamos personales bancarios de que se ahorran dinero en forma de intereses, comisiones u honorarios.

 

En cuanto al ahorro la opción más usada es utilizar equipamiento de hermanos mayores o incluso recibir material de niños a través de las Asociaciones de Padres de los colegios  a cambio de entregar el equipamiento de nuestro hijo del curso pasado, como por ejemplo libros o uniformes que ya le queda pequeño.

Y para los gastos inaplazables tales como la matricula en el colegio, son muchos los colegios que permiten el pago de la misma en dos y tres plazos a lo  largo del año y todo ello sin intereses lo cual es un alivio para las maltrechas economías domésticas.